Einstein contra Newton

Todas los tratamientos de la medicina estándar se basan en los postulados de la física según Isaac Newton. La química y la aplicación de esta y que llamamos farmacia, se basa específicamente en la concepción derivada de las llamadas leyes físicas de Newton. Todo sería fantástico, excepto que muchas enfermedades resultan incomprensibles bajo la lupa de estas leyes. Tenemos una serie de enfermedades que ya nos hemos acostumbrado a llamar idiopáticas por llamarles de alguna manera, pero este término es el equivalente a decir que no tenemos idea de lo que está pasando.

La física se vió revolucionada con las teorías del genio de la física Albert Einstein, que entre otras cosas nos habla de un mundo completamente distinto, basado en las ideas de que la materia misma está formada de frecuencias vibratorias, y que se presentan en paquetes o rangos de frecuencias específicas llamados cuantas. Por esta razón está física recibe el nombre de física cuántica. Esta física describe el mismo universo, pero con propiedades que los neuwtonianos no podían siquiera describir. Y desde el punto de vista médico, nos abre una gama de efectos y tratamientos enteramente diferentes, y que además empieza a aclarar muchas de las llamadas enfermedades idiopáticas de antaño. Hay todavía mucho que hacer en este respecto, pero por ahora podemos asegurar que está concepción de la física ha abierto posibilidades muy importantes a enfermedades antes imposibles de tratar. Es nuestro propósito mostrar estos conceptos y cómo con estos se pueden lograr nuevas dimensiones en el arte de la sanación. Esta es solo una breve introducción de lo que pronto empezaremos a publicar en este sitio de internet.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *